Ossobuco: el corte ideal para estofados

Un corte de carne ideal para preparar estofados en época de invierno es el ossobuco, también llamado osobuco. Su calidad y sabor lo hacen irresistible a los paladares más exquisitos de España y del continente europeo. Aquí te contamos por qué el ossobuco es el corte ideal para estofados.

¿Por qué el ossobuco es el corte ideal para estofados?

El ossobuco es un corte que se deriva del hueso con agujero o “hueso hueco”, como su nombre lo indica. Se trata del corte de carne transversal del hueso del jarrete de ganado vacuno, ubicado en la parte alta de las patas traseras. Este corte incluye el tuétano y, por supuesto, la carne que rodea al hueso.

Esta pieza es comúnmente utilizada para darle sabor al castizo cocido, así como exquisitos caldos. Esta carne se caracteriza por ser fibrosa. Al ser cocinada a fuego bajo constituye un plato jugoso ideal para acompañar con patatas, verduras o arroz. Al ser servida con la médula del hueso es muy demandada por los amantes de los tuétanos.

Preparado al horno, el ossobuco es un corte de carne muy delicioso. Para su degustación suele ser acompañado de rebanadas de pan. Además, la salsa del guiso es mucho más atractiva si ha sido preparada a base de vino.

Te invitamos a probar este delicioso corte de carne de res acompañado de un buen vino tinto, de preferencia monovarietal de garnacha, un vino excelente para maridar a la perfección con este delicioso platillo a base de carne.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *